¿A cuánto va el kilo de las soluciones en el mercado ficticio?

Así sigue la cosa, sin capital detrás que abra las puertas a los medios de manipulación de masas no hay nadie que pueda tener visibilidad para ser votado en unas elecciones “democráticas“. Quien quiera de verdad tomar el “poder” tiene que tenerlo en cuenta. Cualquier movimiento “desde abajo” es puro entretenimiento para los idealistas. Se necesita a un George Soros que se enfrente a George Soros, con todo lo que ello comporta. El verdadero poder está en las grandes corporaciones.

No se me ocurre más que infiltrase en las propias grandes corporaciones o encontrar a un Donald Trump que arrastre a la masa. Lamentablemente la mayoría seguirá creyéndose todo lo que les digan desde una pantalla. Pero llegar al “gobierno” no sirve. Es en las corporaciones donde hay que actuar. Fijémonos como Goldman Sachs dio un golpe de estado en Italia colocando a sus títeres directamente sin pasar por las urnas. Hay que ir a por el poder real, no el ficticio.

No sirve de nada que un “Allende” sea votado presidente si luego desde una corporación lo quitan bombardeándolo. O como en los años 50 del siglo XX cuando la British Petroleum ordenó a la CIA derrocar al presidente de Persia elegido en las urnas. Hay demasiados ejemplos en la historia y en la actualidad.

Y aquí en las Españas no podemos dejar de lado el feudalismo del Opus Dei, los Legionarios de Cristo y los Jesuitas, que al fin y al cabo, son la Corporación Vaticano. Ante todo esto prefiero irme a una isla perdida del Pacífico y montarme mi propio chiringuito. Las leyes son creadas y/o revisadas en la UE, la “seguridad” se dirige desde la OTAN y la economía la dirige el BCE. ¿A qué clase de “gobierno” son candidatos estos señores que en la tele dicen que son candidatos?

De verdad, cuánta fe hay en este mundo para seguir creyéndose tanta propaganda y seguir dándose contra la pared :P

La solución no pasa por crear más plataformas políticas sino por nuevas estructuras de sociedad que superen el estatismo colectivista actual. Inevitablemente, tiene que haber una destrucción de lo actual, una etapa de caos y una nueva estructura desde cero. Pura tabula rasa. Hay quien llamará a eso “utopía“, otros dirán que es imposible. Es lo que hay. Reformar sólo sirve para mantener, es el típico “que todo cambie para que no cambie nada“. En todo caso, es algo que va más allá de un “país” o un “estado“. El desastre actual es global.

Atención a esta nueva “crisis” económica que ya tenemos encima. Un nuevo despropósito de los señores con el monopolio de la fabricación del dinero del aire. Pronto nos explicarán la solución al problema que han creado ellos mismos. Y la población se la tragará hasta el fondo.

Ay, pero qué época más emocionante nos ha tocado vivir…

Estamos en la década más emocionante de la Historia de la Humanidad

Desde hace un tiempo estoy suscrito a la web de Robert Kiyosaki, http://www.richdad.com

richdad_500

Como puede verse en la imagen, estos días no han regalado a los suscriptores una versión en pdf de su libro “Ventaja Injusta” (“Unfair Advantage”, original en inglés).

Me lo he bajado y he comenzado a leerlo.

Es un libro escrito en 2010.

Y nos encontramos en su introducción con este párrafo (traduzco)…

La década más emocionante de la historia

Los próximos 10 años, la década 2010-2020, demostrará ser la década más emocionante en la historia del mundo.

Los próximos 10 años van a marcar el final del imperio americano. el dólar estadounidense demostrará ser un fraude, y surgirá una nueva economía mundial entera. Este mundo sin fronteras, impulsado por la tecnología de bajo costo, desatará el genio del mundo y revelará la ignorancia masiva que hizo funcionar a la vieja economía mundial.

Para aquellos que están educados financieramente, preparados, son flexibles y adaptables, los próximos 10 años serán el mejor de los tiempos.

Para aquellos que están esperando a que los días felices del pasado regresen, los próximos 10 años serán el peor de los tiempos.

Creo que no se puede decir más claro, y sin embargo cada día me encuentro con personas que no hay manera que lo entiendan. Les pongo en bandeja la posibilidad de ahorrar con oro en pequeñas cantidades para proteger sus pocos ahorros, que sin duda van a perder, pero me encuentro con pegas inverosímiles y absurdas.

Dudan si el oro es oro.
Son incapaces de entender que el oro es el único dinero.
Tienen envidia de las ganancias de la empresa.
Les sabe mal que cualquiera gane dinero por trabajar inteligentemente y no picando piedra.
Son incapaces de darse cuenta de que están esclavizados.
Están convencidos de que el dinero es la raíz de todo mal.
Etc, etc, etc.

Es como si el ser humano fuera el ser menos adaptable a su entorno, y el más cabezón en persistir en su error.

¿Lo expreso demasiado claro y eso duele? Por supuesto, ésa es la idea. Porque es mejor que duela ahora.

Tic tac tic tac… el tiempo se está agotando.

Los acontecimientos están ocurriendo tal como estaba previsto.

Y cuando sea demasiado tarde, lo siento, pero tendré la conciencia tranquila. Me negaré a tener remordimientos.

Los signos, los avisos y las advertencias siempre estuvieron delante de nuestras narices.